TRATAMIENTOS ORIENTALES FACIALES (mucho más que tratamientos puramente físicos)

Reina de Egipto

Tratamiento de belleza facial para prevenir envejecimiento aplicando aceites esenciales utilizados en el Antiguo Egipto (incienso, mirra). Técnicas de aromaterapia, masaje oriental adaptado a las necesidades de la persona…Un suave y delicado viaje a Egipto aportando tersura y luminosidad a la piel.

Ritual de César

Tratamiento de belleza facial para prevenir envejecimiento además de la agresión ocasionada por el afeitado aportando energía, suavidad, tersura. Masaje facial sueños de oriente adaptado a las necesidades así como aceites esenciales antienvejecimiento. Aporta una sensación de relajación y bienestar que le permitirá potenciar su confianza y su fuerza interior.

Oasis de Serenidad

Tratamiento de belleza facial adaptado a las necesidades de la piel así como pautas de alimentación y gestión emocional que impactan directamente en el estado de la piel.

Tratamiento oxigenante: el estrés o el tabaco hacen que el oxígeno que llega a las células sea insuficiente y que éstas no sean capaces de aprovecharlo para regenerarse. tratamiento renueva tu piel con el objetivo de restaurar y mejorar las defensas naturales de las células contra los radicales libres, mediante la estimulación de algunos de sus propios sistemas enzimáticos protectores. Esta respiración cutánea contribuye a mantener el estado de flexibilidad y coloración de la piel, además del buen funcionamiento de nuestro organismo.

Tratamiento nutritivo piel seca: Una piel seca, primero empieza siendo atípica por la falta de lípidos y esta falta de lípidos genera una falta de hidratación. Como consecuencia de todo esto y si no tratamos este problema pueden aparecer irritaciones, sequedad, descamaciones y los primeros signos de envejecimiento. Con este tratamiento logramos hidratar y nutrir en profundidad, compensar las carencias nutricionales, oxigenar, evitar la pérdida de agua transepidérmica y protegerla de agentes externos reconstruyendo la barrera cutánea.

Hidratante piel grasa: La piel grasa se caracteriza por poseer una emulsión epicutánea de agua/aceite donde las glándulas sebáceas muestran una exagerada actividad. Los factores determinantes de este tipo de pieles son muchos, entre otros: hereditarios, aplicación de productos con un grado elevado de alcohol, dañinas para el cutis ya que aunque, aparentemente eliminan la capa grasa, en realidad excitan aun más las glándulas sebáceas, una dieta rica en sustancias lipídicas, estrés y fatiga.

-Calmante piel sensible: Una piel sensible se caracteriza por su alta tendencia a alergias o irritaciones ante los estímulos tanto externos como internos, provocando un enrojecimiento variable acompañado de una sensación de picor y malestar, necesita productos ricos en lípidos, que la calmen y reparen. Con este tratamiento conseguimos calmar y descongestionar, reforzar la barrera cutánea, ayudar a bloquear los mecanismos responsables de las reacciones, difuminar las rojeces, protegerla de agentes externos y suavizar la epidermis.

-Regenerante hombre: son muchos los hombres que sufren los problemas de una piel sensible, rojeces, tirantez, sensación de cosquilleo e incluso inflamación y ardor. Con este tratamiento conseguimos calmar, descongestionar, hidratar. regenerar a nivel epidérmico y oxigenar.